TIPS PARA EVITAR LA IRA EN LOS NIÑOS

Estándar

La ‘ira’ según la Real Academia Española es definida como un sentimiento de indignación que causa enojo, un apetito o deseo de venganza. Todos hemos tenido reacciones de enojo. Este tipo de emociones y sentimientos las hemos aprendido a través de la observación.

Existen muchos consejos, estudios, talleres, videos, que explican cómo controlar las reacciones de ira. Hoy no sumaremos más tips, que son excelentes en caso de estar en situaciones parecidas pero queremos darte herramientas que puedan ayudarte a evitar la ira en tus hijos.

  1. Evita compararlos

Si queremos que nuestros hijos sean seguros de sí mismos y con una autoestima alta debemos evitar compararlos con otros niños, hermanos, compañeros de clase. Cada niño y niña es única, pero parece muy normal recurrir a la comparación para aprender “modelos” o patrones de conducta de otras personas.

Según estudio de la revista Journal of Family Psychology, las comparaciones en de los padres influyen en las notas de sus hijos debido a que los pequeños asumen que son buenos o malos estudiantes de acuerdo con los comentarios de sus padres.

  1. Recompensales

Las mejores recompensas vienen de los elogios y no tanto de las cosas materiales. Hazle saber que importan mucho cumplir con sus obligaciones que le hayan exigido más dedicación, pero evita utilizar las recompensas como un trueque para que el niño realice o cumpla sus deberes. Si quieres regalarle algo hazlo porque quieres dárselo.

No es necesario tener una nota de 10 en un examen para felicitar a un niño. El objetivo es que las palabras y gestos sean sinceros para que exista una reacción positiva y motivadora.

  1. Respeta los sueños de tus hijos

¿Qué quiero ser? Nos hicimos esta pregunta en más de una ocasión, algunos decidieron seguir sus metas, para otros fueron les fueron impuestas. Lo importante es escuchar qué quieren ser los niños cuando crezcan y apoyarles en lo necesario.

Si ellos se ven obligados a obedecer metas impuestas lo harán con recelo y sin sentir pasión por lo que hacen, la satisfacción no será la misma. Permíteles ser auténticos.

  1. Cumple tus promesas

Si le prometiste algún regalo, una salida familiar, ropa, debes procurar mantener tu palabra. En ocasiones podría ser que no se pueda cumplir y será necesario hablar con el niño para que entienda del por qué.

Los resultados de olvidar o no cumplir promesas pueden significar una pérdida de confianza de los niños en los padres. La figura de autoridad va desapareciendo y podemos influir en un cambio de conducta de los pequeños.

  1. Dedícales más atención

Los pequeños observan y saben qué cosas o personas podrían distraernos de prestarles atención. El dicho “hablan más nuestras acciones que palabras” encaja perfectamente. Deja que elija alguna actividad familiar, escribele una nota afectiva para que la descubra en su mochila, dedícale una atención especial para ellos.

Te dejamos un vídeo con las reacciones de unas madres españolas al conocer qué querían sus hijos de ellas para Navidad. El acostumbrado y habitual juguete quedo a un lado cuando los niños les escribieron una carta a sus padres. (Ver vídeo)

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s